Publicado por: GIOVANNI CEGARRA
 
Defensor del Aficionado Taurino tiene Mérida
 
 
CARLOS ROSALES, DEFENSOR DEL AFICIONADO TAURINO

Fecha: 2016-06-14
------------------------------------------
Desde el año 2010, tiene vida jurídica en Mérida, Estado Mérida, región andina venezolana, la figura del Defensor del Aficionado Taurino creada por la Alcaldía del Municipio Libertador cuyo titular era Léster Rodríguez y la Comisión Taurina Municipal del Libertador cuando ejercía su Presidencia el Dr. Hernán López Añez, quien el 15 de enero del 2010 designa para el cargo a Carlos Rosales, actualmente Secretario de dicha Comisión, toda vez, que le son compatibles tales funciones.

Desde entonces tiene Mérida, un Defensor del Aficionado Taurino en una persona de sobrada pasión y afición, que a lo largo de estos años se ha dado a la tarea de motivar entre espectadores, aficionados, ganaderos, empresarios, toreros, comunicadores taurinos, lo concerniente al mundo del toro, sobre la base de un proyecto que él mismo elaboró, haciendo valer sin aspavientos, los deberes y derechos de los taurinos en general.

La tarea no es fácil nos comenta Carlos Rosales, dentro de lo que representa un universo conformado por aficionados de diversidad de caracteres y actuación, que acuden a una Plaza de Toros como la Román Eduardo Sandia y otras en el interior del país, para hacerles ver y entender, entre otras cosas, como debe ser su comportamiento en una corrida de toros, el evitar que generen conflictos en cualquier área de una Plaza que entorpezcan el festejo.

Desde hace seis años acota el Defensor del Aficionado Taurino y Secretario de la Comisión Taurina del Municipio Libertador del Estado Mérida, he escuchado y procesado quejas, reclamaciones, sugerencias de los aficionados; publicado volante sobre sus deberes y derechos que siempre se distribuyen antes de cada corrida y a los medios de comunicación que transmiten programas feriales, transmiten desde el callejón del coso taurino merideño; creado el email defensataurinos.meridavenezuela@gmail.com para interactuar, recibir opiniones, sugerencias; emitido recomendaciones a la Comisión Taurina en la medida que el caso lo amerite, entre otras actividades que conlleven hacer que el aficionado sea un impulsor y defensor de nuestra Fiesta Brava, la respete y haga respetar.

La labor de Defensor del Aficionado Taurino ha ido mucha más allá del objetivo que dió pié a su creación como figura jurídica destaca Rosales, hemos logrado mucho de lo que falta por hacer y hoy día más, ante la difícil situación por la que atraviesa nuestra Fiesta Brava en Venezuela, que requiere del concurso de todos los factores involucrados en su defensa y fortaleza, de una unión nacional en un clima que permita a todos, el participar, disfrutar, entender, comprender la esencia del Arte de La Tauromaquia.

Bueno sería, dice Carlos Rosales, Defensor del Aficionado Taurino que existe en Mérida La Cumbre Taurina de América, que se consolidara la creación de la Defensoría Nacional del Aficionado Taurino con estamentos claros y precisos que enaltezcan la existencia, emprendimiento, presencia, constancia del aficionado en una Plaza de Toros y en sus efectos, dignificar el respeto a ellos, a los que hacen vida en el mundo del toro, a nuestra Fiesta Brava Venezolana.